El Iberostar Tenerife cede ante el mayor potencial del Kirolbet Baskonia

El Iberostar Tenerife salió derrotado este domingo de su visita al potente Kirolbet Baskonia (100-94), pese a apurar hasta los últimos segundos sus opciones. No pudo el grupo de Fotis Katsikaris con el mayor arsenal de recursos de un rival, el vitoriano, que rompió el partido en el primer acto a base de castigar las pérdidas aurinegras y exprimir sus segundas opciones en ataque.

 

Aún así, el equipo tinerfeño no tiró nunca la toalla, mejoró prestaciones tras la pausa y fue recortando distancias hasta llegar incluso a ponerse a cinco puntos en el último minuto (97-92). No bastó para ganar, pero sí al menos para emitir buenas señales de cara a futuros compromisos.

 

El equipo anfitrión demostró pronto que no es casualidad su segundo puesto en la tabla, ni su condición de mejor equipo de la segunda vuelta. De hecho, no tardó en aflorar el enorme talento que aúnan en sus filas los vascos. Un buen inicio de Matt Janning y el poder interior de Vincent Poirier cimentaron ya la primera ventaja significativa para los de Pedro Martínez tras un parcial de 7-0 (23-11).

 

Intentó el Canarias contrarrestar el arreón alavesista, pero el control del rebote era del Baskonia, que disfrutó de más segundas opciones de la cuenta. Eso, y la calidad de Shengelia, cuya irrupción en el segundo cuarto (11 puntos y 4 rebotes) fue una pesadilla para los aurinegros, disparó la renta local hasta los 15 puntos al descanso (50-35).

 

Con Tim Abromaitis con problemas de faltas desde el primer cuarto, el Iberostar Tenerife, sin recambio natural en esa posición por la reciente lesión de Rosco Allen, probó varios minutos con Fran Vázquez al cuatro e, incluso, con cuatro ‘pequeños’ en pista, pero el Kirolbet Baskonia hurgó en la herida explotando la clase del georgiano, tal vez el mejor cuatro de Europa.

 

Mejoró prestaciones, no obstante, el conjunto insular tras el paso por vestuarios. Los triples de Akognon y Abromaitis en los primeros compases del tercer cuarto encontraron respuesta en la versatilidad de Rodrigue Beaubois y en la calidad de Janis Timma. La ventaja local llegó incluso hasta los 19 puntos (79-60), pero el grupo de Katsikaris tiró de orgullo, apretó en labores defensivas, y no se rindió hasta el final.

 

El Canarias circuló entonces el balón con más criterio y San Miguel, que ya venía destacando a la hora de repartir juego (ocho asistencias), comenzó a tirar con confianza desde el 6,75; mientras Mike Tobey se multiplicaba en tareas interiores (17 puntos y 13 rebotes). El paso al frente de los aurinegros llegó a sembrar cierta incertidumbre entre los anfitriones, que no acababan de cerrar el partido y veían como su ventaja se reducía hasta los cinco puntos en el mismo epílogo.

 

El arreón visitante llegó hasta el 97-92, ya en el último minuto de juego, pero los locales evitaron que fuera a mayores para acabar sellando su victoria en los últimos segundos por 100-94.

 

- Pinchar aquí para ver las estadísticas