Mateusz Ponitka: "No me fijo objetivos personales, lo importante es que gane el equipo"

Tremendamente implicado y con muchas ganas de aportar lo máximo al proyecto canarista, Mateusz Ponitka expresó este mediodía su convencimiento de haber llegado al sitio idóneo para “seguir creciendo”, según reconoció durante su presentación oficial como nuevo jugador del Iberostar Tenerife, en un acto celebrado en el Iberostar Grand Hotel Mencey, uno de los iconos del turismo tinerfeño de todos los tiempos.

 

El nuevo exterior aurinegro aprovechó los días libres con su selección, con la que prepara el próximo Eurobasket, para realizar una visita exprés a la Isla, circunstancia que valoró de manera muy positiva Aniano Cabrera, director deportivo del Iberostar Tenerife. Cabrera agradeció la predisposición de la Federación de Polonia y la implicación de un jugador, del que destacó “sus ganas de jugar con nosotros desde un principio” y su “sentido del colectivo por encima de cualquier lucimiento individual”.   

 

“No me fijo objetivos personales, lo importante es que gane el equipo”. Así de contundente se manifestó Ponitka una vez cuestionado por sus metas. “Estoy muy contento de estar en Tenerife, la Isla más bonita de Europa”, comentó. “He hablado mucho tanto con el entrenador como con Aniano y tenía muchas ganas de venir para intentar hacer una temporada tan buena como la anterior. Primero disputaré el Eurobasket con mi selección, pero estoy ansioso por volver, entrenar ya con mis nuevos compañeros e integrarme en la disciplina del equipo”, afirmó Ponitka.

 

Mateusz habló igualmente de la importancia que acarrea tener en el banquillo aurinegro a un entrenador como Nenad Markovic, con el que coincidió el curso pasado en el Pinar Karsiyaka turco. “Para mí es muy importante tener la confianza del entrenador. Conozco su manera de trabajar y de ganar partidos, así que todo eso podrá reducir los tiempos de adaptación”, resaltó el internacional polaco al tiempo que destacaba el reto que supone para él jugar en España. “Para mí”, dijo, “es un gran desafío venir a la Liga Endesa, una de las mejores ligas de Europa, e intentar repetir con el Iberostar Tenerife sus buenos resultados de la temporada pasada”.

 

Cuestionado por lo que puede aportar al proyecto aurinegro y sobre si se siente más cómodo, si jugando al dos o al tres, Mateusz opinó lo siguiente. “Creo que puedo hacer las dos posiciones. En la selección, por ejemplo, intercambio el papel de escolta y alero con Wasczynski. Todo depende de lo que necesite el entrenador o el partido de turno. Tengo que estar preparado para competir en cualquier circunstancia”, explicó.

 

Por último, más allá de conocer al técnico aurinegro, Nenad Markovic, Ponitka confesó igualmente haber seguido la trayectoria del equipo canarista durante la temporada pasada, en especial su concurso en la Basketball Champions League. “Vi varios de sus partidos, sobre todo, cuando se midieron al Banvit en la Final Four, ya que tenía a varios amigos allí”, comentó en referencia a su paisano Kulig y al técnico Filipovski, con el que llegó a coincidir durante su etapa en el Zielona Gora.

 

Mateusz destacó “la manera de compartir el balón” de los aurinegros. “Me dieron una gran sensación de bloque y eso es algo que valoro mucho, que el equipo brille por encima de cualquier individualidad”, afirmó Mateusz, quien dijo haberse llevado también una grata impresión de la Isla en los dos días que ha pasado en Tenerife. “La gente es muy abierta y muy colaboradora. Es un sitio ideal para desempeñar mi carrera”. “Además”, agregó, “el club tiene una organización de alto nivel y todo han sido facilidades”, sentenció.